1. Hipercor

  2. /

  3. Alimentación y limpieza

  4. /

  5. Descubre más

  6. /

  7. Recetas de cocina fáciles

  8. /

  9. Crema fría de guisantes y espinacas con salmón ahumado

Crema fría de guisantes y espinacas con salmón ahumado

Crema fría de guisantes y espinacas con salmón ahumado

La receta que te proponemos hoy es perfecta para un día caluroso de verano, aunque también podrás disfrutarla en cualquier momento del año. Esta crema fría de guisantes y espinacas con salmón ahumado es tan sencilla que te sorprenderá el delicioso sabor y su suave textura, ideal para toda la familia.

 

Las cremas y sopas frías de verduras y frutas son perfectas para seguir comiendo saludable cuando más suben las temperaturas. Puedes prepararla con antelación o tener raciones congeladas para esos días en los que no apetece cocinar.

Ingredientes

  • 400 g de guisantes congelados finos
  • 1 cebolleta
  • 250 ml de caldo de verduras
  • 150 g de espinacas
  • 1/2 limón
  • 100 g de salmón ahumado
  • Cebollino fresco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra
  • Sal

Elaboración

     

    Para que sea aún más fácil y rápido preparar esta receta, vamos a emplear guisantes congelados, eligiendo una variedad fina para conseguir el mejor sabor. El truco para lograr ese bonito color verde tan brillante está en cocer los guisantes el tiempo justo y añadir las espinacas justo al final. El salmón ahumado añade proteínas y grasas saludables, y hace un rico contraste con la sopa.

     

    Degustación

     

    Esta crema fría de gusiantes es muy versátil. Se puede servir como primer plato, como si fuera un gazpacho, o también es estupenda para la hora de la cena. Combina muy bien con platos principales de carne o pescado, con una ensalada de pasta o arroz o con una buena tortilla. Si la sirves en vasitos pequeños, será un aperitivo de lujo.

     

     

Dorar los guisantes
Dorar los guisantes

Primero doramos en una cazuela con aceite la cebolleta picada y a continuación añadimos los guisantes directamente congelados. Salpimentamos y cubrimos con el caldo cuando empiecen a dorarse.

Cocer y añadir las espinacas
Cocer y añadir las espinacas

Llevamos a ebullición, tapamos y dejamos cocer a fuego medio durante 10 minutos, hasta que estén ligeramente tiernos. Añadimos las espinacas y apagamos rápidamente el fuego.

Triturar y enfriar
Triturar y enfriar

Trituramos con cuidado con la batidora, procurando dejar una textura muy fina. Probamos y corregimos el punto de sal. Llevamos la sopa a otro recipiente y dejamos enfriar en la nevera.

Servir con salmón
Servir con salmón

A la hora de servir, sacamos el salmón ahumado y lo cortamos en tiras. Las ensartamos en brochetas y las servimos con la sopa, añadimos cebollino picado y un chorrito de aceite de oliva.

Crema fría de guisantes y espinacas con salmón ahumado

También te puede interesar