1. Hipercor

  2. /

  3. Alimentación y limpieza

  4. /

  5. Descubre más

  6. /

  7. Vida sana

  8. /

  9. Fruta, ¿antes o después de comer?

Fruta, ¿antes o después de comer?

De todos es sabido lo importante que es tomar más fruta, llegando a las tres o, si podemos, tomando las cinco piezas recomendadas por día. No obstante, puede que más de uno tengoa la duda sobre cuándo es mejor tomar la fruta, ¿antes o después de comer? Hoy os hablaremos de las ventajas que reporta comer fruta en uno y otro momento para valorar cómo nos afecta tomarla en uno u otro momento. 

 

Tanto las frutas con hueso como melocotones, ciruelas o albaricoques, como los cítricos y otras frutas sin hueso, son excelentes para recuperar energía y recargarnos de vitaminas y minerales. Ya sea a la hora del desayuno, en zumos o batidos, entre horas o después de comer como un postre saludable, siempre es buen momento para consumir fruta. Hoy analizaremos cómo nos afecta la ingesta de frutas, antes y después de comer o cuando las tomamos entre horas, porque comer fruta siempre nos aporta beneficios.

Comer fruta antes de comer

Fruta, ¿antes o después de comer?

 

Comer fruta antes de comer es muy recomendable si queremos controlar el peso en dietas hipocalóricas. Al comer la fruta, estamos ingiriendo fibra y agua y esos dos elementos nutricionales nos ayudan a sentirnos saciados. Así consumimos menos alimentos a la hora de comer, evitando otros más calóricos.

 

Si después de la fruta tomamos un menú ligero basado en ensaladas, verduras o cremas y sopas, nos sentiremos satisfechos y no necesitaremos comer de más. Además, las frutas se digieren fácilmente, por lo que, al comerlas antes, comenzaremos el proceso digestivo con alimentos más ligeros que las grasas, proteínas e hidratos que requieren digestiones más prolongadas.

 

Comer fruta después de comer

Fruta, ¿antes o después de comer?

 

Los postres son alimentos que nos gustan mucho, pero su alto contenido en azúcar refinado, harinas procesadas y grasas son menos saludables que la fruta fresca. Una buena opción para evitar los postres industriales o las preparaciones elaboradas, es tomar fruta a la hora del postre.

 

Después de comer, podemos tomar la fruta en brochetas, macedonias, zumos, o comiendo una o dos piezas de fruta. Así terminamos la comida con buen sabor de boca y nos sentimos bien, sin tener remordimientos por los excesos calóricos, ni sentirnos pesados.  

Comer fruta entre comidas

Fruta, ¿antes o después de comer?

 

Cuando llevamos unas horas sin comer, especialmente entre el desayuno y la hora del almuerzo, y también entre la hora de la comida y la de la cena, es frecuente que sintamos “ataques” de hambre. Para mitigarla, es muy común echarse a la boca lo primero que nos encontramos, corriendo el riesgo de acabar tomando alimentos procesados y calóricos.

 

La fruta es una excelente alternativa, ya que sus azúcares naturales nos aportan la energía para terminar la jornada sin necesidad de picar otros alimentos y, como indicábamos antes, su contenido en fibra, además de ser bueno para el tránsito digestivo, nos ayuda a sentirnos saciados y calmar la punzada psicológica del hambre.

Siempre es un buen momento para tomar fruta

Fruta, ¿antes o después de comer?

 

En consecuencia, tanto antes de comer, como después o incluso entre comidas, siempre es un buen momento para comer fruta. Recuerda que los expertos en nutrición nos recomiendan ingerir cada día al menos tres piezas de fruta, aunque, si es posible, es bueno tomar hasta cinco raciones cada día.

Recetas saludables de fruta para comer a cualquier hora

Fruta, ¿antes o después de comer?

También te puede interesar